Con pared de esteras, ocultan atención de bar clausurado en Castilla

Uncategorized

Con pared de esteras, ocultan atención de bar clausurado Con una pared hecha de esteras colocada en frontis del local, los conductores del bar restaurante “La Huaca”, quisieron ocultar que seguían atendiendo pese a la multa y clausura definitiva impuesta por la oficina de Fiscalización de la comuna castellana.

Por eso, el personal de la subgerencia de fiscalización en coordinación con la Comisaría de El Indio y Serenazgo, se apersonaron a la Av. Progreso N°1311 en el A.H. Campo Polo, para realizar una intervención con la finalidad de volver a verificar si ya contaban con los documentos municipales vigentes, así como el respeto a las medidas extraordinarias para la contención del coronavirus en el distrito.

A Eugenio E. Trelles Sarango, responsable del establecimiento, se le aplicó la segunda multa, el cierre definitivo y la retención de sus enseres, por abrir el establecimiento cuando deberían estar cerrados, por lo cual tendrá que pagar S/.1,100 soles por no contar con la licencia municipal de funcionamiento; si vuelve a persistir, se le sanciona por desacato, derivando el expediente a Procuraduría Pública Municipal para elevar la denuncia respectiva.

Al momento de la intervención se encontró aproximadamente a 20 personas bebiendo licor, motivo por el cual los efectivos policiales multaron a las personas que se encontraban en ese momento.

Los objetos retenidos fueron parlantes de sonido, consola, ventiladores, mesas y sillas color blanco, los mismos que servían para el expendio y consumo de alcohol.

Por eso, el personal de la subgerencia de fiscalización en coordinación con la Comisaría de El Indio y Serenazgo, se apersonaron a la Av. Progreso N°1311 en el A.H. Campo Polo, para realizar una intervención con la finalidad de volver a verificar si ya contaban con los documentos municipales vigentes, así como el respeto a las medidas extraordinarias para la contención del coronavirus en el distrito.

A Eugenio E. Trelles Sarango, responsable del establecimiento, se le aplicó la segunda multa, el cierre definitivo y la retención de sus enseres, por abrir el establecimiento cuando deberían estar cerrados, por lo cual tendrá que pagar S/.1,100 soles por no contar con la licencia municipal de funcionamiento; si vuelve a persistir, se le sanciona por desacato, derivando el expediente a Procuraduría Pública Municipal para elevar la denuncia respectiva.

Al momento de la intervención se encontró aproximadamente a 20 personas bebiendo licor, motivo por el cual los efectivos policiales multaron a las personas que se encontraban en ese momento.

Los objetos retenidos fueron parlantes de sonido, consola, ventiladores, mesas y sillas color blanco, los mismos que servían para el expendio y consumo de alcohol.